viernes, 8 de enero de 2016

Frutera de metal pintado

Reciclando objetos de metal 

Hola,  cómo estás empezando el año? Ojalá que bien; por acá con mucho calor, cortes de luz casi a diario, mucha lluvia por si fuera poco... pero con muchas ganas de trabajar y compartir un poquito de mis días con vos.
La semana pasada, encontré varios objetos en un bazar de descuentos, de esos que venden piezas sueltas y saldos, a precios bastante económicos.
Estaba buscando otra cosa, cuando vi varios recipientes metálicos tan pero tan baratos que tuve que comprarlos. No me pude resistir, total, siempre se les puede encontrar utilidad.
Y casi sin querer me salió esta frutera o centro de mesa bien rústico, con aire de campo, como me gusta a mí... 
Creo que lo podés  hacer con alguna tortera o budinera que tengas en casa y ya no usás, porque está viejita y cumplió su ciclo (su primer ciclo), o guardar la idea para cuando llegue a tus manos ese objeto que alguien desechó o está en una estantería esperando que lo rescates para darle vida.
Mirá, fijate que es rápido, fácil, limpio, frugal, sí, esta vez es bien frugal.

Paso a paso

Primero presenté la copita en la base de la budinera, tratando de ubicarla bien en el centro. Luego marqué con marcador negro el  lugar donde iría, y la pegué con pegamento de dos componentes transparente. Realmente pega de todo, y queda fuerte. Hasta las macetas rotas reparo con este producto.



Una vez seco, lo pinté con pintura en aerosol negro mate, solamente una mano, para que hiciera de mordiente.



Dejé secar, y cubrí con látex blanco roto, dos manos por dentro y por fuera.



Luego, dos capas de verde en el exterior (Creo que ya te dije que amo el color verde...)
La primera mano, un poquito aguada, la segunda con la pintura sin diluir. Te cuento que este verde lo hice mezclando partes iguales de acrílico azul talo y amarillo ocre, y luego agregué blanco hasta que me gustó el color.



Dejé secar bien, y con lija al agua bien finita pero seca, lijé todo el exterior, suavemente, para que saliera el blanco de abajo, y quedara como con lunarcitos.


A la base, como es lisa, le hice un salpicado con el blanco roto con que pinté el interior y un cepillo de dientes. También le hice un poco de salpicado a la parte de arriba, me entusiasmé!!


Por último, dos manos generosas de barniz al agua satinado, y listo, ya tengo una frutera, o un centro de mesa rústico, pero con ese aire de cocina familiar, de campo, no te parece?

Acá sobre una cómoda, con elementos rústicos.


Como frutera, me encanta en mi cocina, con ese toque de color verde sobre el blanco de los muebles.


Acá te la muestro desde arriba, para que veas cómo queda el color blanco roto por dentro.


Creo que quedó un objeto simpático, y pasé una tarde entretenida haciéndolo.
Con esta idea, visito a Marcela Cavaglieri en su finde frugal.
Y como siempre te digo, sos bienvenida a mi casa, te espero siempre!!!


20 comentarios:

  1. ¡Nos encanta, Alicia! Ha quedado mucho más romántica y alegre. Y combina a la perfección con ese bonito rincón donde la has situado.

    Besos a montones de las dos.

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicas, besos para ustedes, buena semana!

      Eliminar
  2. ¡Me encanta este trabajo Alicia! El color es uno de mis favoritos y adoro como contrasta con el blanco y los colores de la fruta. Felicidades porque te ha quedado ideal.;)
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas, Isabel, me doy cuenta que el verde nos gusta a muchas, gracias y buena semana!

      Eliminar
  3. Tu reciclado ha quedado fantástico !! El color que has conseguido con tus experimentos otro tanto, como frutero es muy vistoso y decorativo.

    Gracias por compartir, siempre es una ayuda para nuevos proyectos.

    BESOS ......Me quedo por aquí para seguirte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me emociona que mis trabajos sirvan como disparador para mis amigas virtuales, gracias por tu comentario y sos siempre bienvenida.

      Eliminar
  4. Buenísimas adquisiciones Alicia! La idea de combinarlas y armar un frutero es genial, me encanta el aire rústico que le has dado, y el color que lograste de fabricación propia me fascinó!
    Feliz año!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna, siempre espero tu comentario, aprecio mucho tu opinión. Besotes y feliz semana.

      Eliminar
  5. Es genial Alicia, qué buena idea! Muchos besos y feliz domingo, Chus

    ResponderEliminar
  6. Precioso reciclado y que imaginación!!!!!
    Acabo de conocer tu blog y me he quedado asombrada de todo lo que realizas.
    Me hago seguidora tuya y te invito a conocer mi blog
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estoy pasando por tu blog, Josefa, gracias por pasar por mi casa. Besos.

      Eliminar
  7. Un trabajo estupendo que ha merecido la pena sin duda al ver el resultado final.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer que me visites, Susana, te deseo un buena semana!

      Eliminar
  8. Me encantó Alicia! No dejas de sorprenderme con tus habilidades!!! La comparto en mi página...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nanci, un gran abrazo, y gracias por todas tus atenciones siempre.

      Eliminar
  9. ¡Me encantaaaa!. Te has sacado de la manga un frutero precioso. El verde mint que has elegido para pintarlo es uno de mis favoritos. ¡Bravo!.
    Que tengas feliz semana.
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viste María, es que el verde me puede, igual que a tantas artesanas... gracias por tu comentario, y feliz semana también para vos.

      Eliminar
  10. Hoy leí 2 posts juntos, tu reciclado fantásticamente lindo y resultón y los hallazgos de tu mmarido, increíbles. Qué buen equipo forman!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcela, un honor para mí que me visites, te comento que toda mi familia y amigos "recolectan" para mí, jejeje ya los acostrumbré! Un gran abrazo!

      Eliminar